Error garrafal en la final de la Liga colombiana.

En el partido de ida correspondiente a la final de la Liga Águila, en Colombia, ocurrió un error garrafal que terminó en gol.

El Atlético Junior de Barranquilla, quien recibía en el Metropolitano al Atlético Nacional de Medellín, ganaba el partido 1-0 después de que el paraguayo Roberto Ovalar, al minuto 12 de juego, anotará un golazo de cabeza, que dejará sin ninguna opción a Franco Armani, portero del equipo paisa.

Después de esto, a los ocho minutos del primer gol, Edison Toloza, pegó un zapatazo, cerca al borde del área, que a pesar de la volada de Armani, envió el balón al fondo de la malla. Hasta el momento, una jugada normal de juego.

Pero el error garrafal, del que trata esta nota, ocurrió en la jugada previa al gol, pues, Franco Armani, sacando desde su portería, intentó hacerle un pase a su compañero de juego, Alexis Henríquez, quien no se dio cuenta de la acción y permitió la llegada del jugador del Junior, que aprovechó el error y anotó el golazo.

Igualmente las reacciones no se hicieron esperar, y en Twitter, los vídeos de burla hacia el portero argentino se hacen cada vez más virales.

 

El partido terminó 2-1, gracias a que Jimmy Chará descontó en el minuto 66 para el equipo verdolaga. La vuelta será el próximo domingo 20 de diciembre, en Medellín.