Historia de Messi, un gran ejemplo de vida

Uno de los grandes conceptos, que definen a Messi, como un ejemplo a seguir, ni es solo el gran nivel de juego que tiene, ni por los títulos que ha ganado, ni mucho menos los reconocimientos que ha recibido en su vida. Este hombre también se define como un ejemplo a seguir, por el estilo de vida que lleva, un estilo de vida realmente complicado de llevar, cuando se es una súper estrella de la talla que lo es este hombre. Generalmente, la fama, las riquezas y el poder, llevan a una persona a meterse en el mundo de los escándalos, las fiestas, las mujeres, la droga, el orgullo, entre otros, que poco a poco van acabando no solo con la carrera del jugador, sino también con si propia vida. Por el contrario, Messi, muchos lo han determinado como el “jugador que nadie conoce”, un hombre que dentro de la cancha deslumbra a los aficionados, pero que fuera de ella, su único propósito es deslumbrar a su familia, pasando tiempo con su esposa Antonella, mujer la cual conoce desde los trece años, ella era prima de un amigo que jugaba con el Play Station, y hasta el día de hoy, comparten un gran amor, tanto así que ya van a tener su segundo hijo. Realmente es un hombre que nunca nadie va a olvidar, por la calidad de persona que era, porque su fama la dejaba en la cancha, y en muchas ocasiones dejaba de dar entrevistas y hablar de su vida, para estar pendiente del colegio de su hijo Thiago, y dormir la siesta con él. En la cancha, ya todos sabemos cómo es, pero en la vida, solo su padre, que se encarga de su vida externa, su esposa, su hijo, y sus amigos como Agüero y Di María, conocen como es la vida de este humilde jugador rosarino, que supero un problema de crecimiento, le toco salir de su país a España, para cumplir su mayor sueño, y ser lo que es ahora, UN GRAN EJEMPLO DE VIDA!