Un año sin fichajes para el Real Madrid y el Atlético.

Así lo notificó la FIFA, después de encontrar incongruencias en los fichajes de jóvenes menores de 18 años, por parte de los dos equipos  madrileños.

Así como le pasó hace un año al Barcelona, los equipos de la capital de España, deberán afrontar las competiciones concernientes al 2016 y mitad del 2017, sin ningún fichaje nuevo, o al menos no en sus alineaciones oficiales (tal como ocurrió con el ex Atlético, Arda Turán y el ex sevilla, Aleix Vidal, en el Barca).

Además del castigo anti-fichajes, el Real Madrid y el Atlético de Madrid, deberán pagar una multa de 328.000 euros y 821.000 euros, respectivamente, además de estar limitados a un plazo de 90 días, para poner al día la situación de todos los jóvenes futbolistas, directa o indirectamente afectados.

“A ambos clubes se les prohibirá fichar y dar de alta a ningún futbolista nacional o extranjero durante los próximos dos periodos de contratación íntegros”, es lo que dice un pequeño fragmento del comunicado de la FIFA, en el que deja claro que ningún jugador, entra o sale, de los dos equipos de Madrid.