Vivió una de las peores lesiones del mundo, le hicieron 26 operaciones, y así le quedó la pierna

David Busst, es uno de los pocos jugadores reconocidos no por su gran nivel de juego, sino porque vivió una de las peores lesiones de la historia, por su proceso de recuperación, ya que la lesión fue de Tibia y Peroné, que es muy dura, ya que tarda más de 6 meses para recuperarse, pero en esta ocasión ocurrió algo fatal que lo dejó fuera de las canchas. Ocurrió en un partido entre el Manchester United, frente a su equipo, el Coventry City, este fue su último partido, en su carrera profesional.

“En los primeros doce días, tuve diez operaciones y contraje la bacteria del Staphylococcus aureus, que fue lo que me retiró del fútbol, no la fractura. Muchas de las operaciones fueron para abrirlo todo y limpiar la herida. Es un bicho asesino que llegó por haber sufrido una operación masiva, en la que me injertaron músculos de la espalda”, dijo el exjugador al diario Marca. Realmente un hecho lamentable, que tuvo que vivir este hombre, y que lo obligó a dejar los escenarios.

Busst también dijo esto acerca de su operación: “Me querían operar de inmediato, pero no podían porque había comido antes del partido. Pensaron hacerlo mientras estaba despierto y me negué. Estuve despierto cuando me quitaron la bota y la media. Me dolía muchísimo. No llegaba la sangre a la herida y tuvieron que girar la parte posterior del gemelo 45 grados”, donde el resultado fue fatal, y la pierna le quedó de esta manera.

lesion busstç

A continuación el vídeo de una de las peores lesiones del mundo, no por el modo, porque una lesión de estas le puede pasar a cualquiera, sino por lo que se tuvo que hacer, debido a una falla en el proceso de recuperación.